Treinta y cinco minutos.

Mi rutina diaria no es muy diferente de la de cualquiera. Me levanto sobre las 7:30, me aseo, me visto, despierto a David, desayunamos juntos, le dejo en el intituto y me dirijo a la academia donde estoy realizando un curso.
Hoy, he llegado a las inmediaciones de la academia a las 8:55, pero no he podido aparcar hasta las 9:30. He de decir, que la academia esta en el centro de la muy honorable Villa de Móstoles, en la C/ Ciudad Dolores Hidalgo, entre la Plaza del Pradillo y el mercado de Cuatro Caminos, para los que conozcan la zona ya saben lo que signica eso, mucho tráfico y pocas plazas de aparcamiento. Cada vez que  pasaba por la Plaza del antiguo lavadero, pensaba, porque la remodelación de la plaza incluye reducion de plazas de aparcamiento.

Plaza del antiguo lavadero

Plaza del antiguo lavadero, Móstoles

¿Será una decisión del arquitecto, para que su obra luzca mejor?, ¿será una decisión del ayuntamiento para vender las plazas de los aparcamientos cercanos?… será que llevo mucho rato en el coche y me afecta la calefación…
Lo malo no es dar vueltas y vueltas por la zona y no conseguir aparcar, lo peor es que el coche que va delante de tí si lo haga. Menos mal que mi profe es comprensivo y siempre nos da unos minutos de cortesia antes de empezar la clase. Espero que no me pase muy a menudo, porque como escusa por llegar tarde es muy poco original.

Anuncios

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: