Coulant de chocolate

Esta vez me he atrevido con un postre irresistible para los amantes del chocolate, un espectacular bizcocho caliente con una estructura crujiente por fuera y chocolate cremoso por dentro, conocido popularmente como coulant de chocolate, una receta original del chef francés Michel Bras, quien llegó a registrar el nombre. Por cierto, coulant significa “que fluye”.

Los ingredientes son 200 gramos de chocolate negro con 70% de cacao, 60 gramos de azúcar, 150 gramos de mantequilla, 40 gramos de harina, 4 huevos, una pizca de sal, aceite aromatizado o mantequilla y cacao en polvo para untar los moldes.
Precalentamos el horno a 200º, con calor arriba y abajo, a los 5 minutos bajamos a 180º. Empezamos por trocear el chocolate y ponerlo en un bol, lo podemos fundir al baño María o en el microondas, programando de 30 en 30 segundos, removiendo cada vez y con cuidado de que no se queme hasta que esté totalmente fundido. Añadimos la mantequilla cortada en dados y el azúcar. Mezclamos con la varilla hasta que la masa suba un poco su volumen. Tamizar la harina sobre la mezcla de chocolate y mezclar bien, a continuación añadir los huevos uno a uno, batiendo bien entre cada huevo, ponemos una pizca de sal y mezclamos bien hasta que quede uniforme.

Coulant de chocolate

Untar con aceite aromatizado o mantequilla los moldes individuales y también un poco de caco en polvo para evitar que se pegue, verter la preparación, sin llenarlo del todo, dejar como un dedo libre. Dejar cocer 8-10 minutos, el tiempo de horno es muy importante, si lo dejáis demasiado se hará completamente y el interior se cuajará. Se ve que está hecho cuando aumentan su volumen hasta el borde del molde, el centro del coulant tiene que temblar un poco e inflarse. Desmoldamos con cuidado y listo para servir.

Este postre debe de tomarse caliente, podéis añadir una bola de helado, espolvorear con azúcar glass o cubrirlo con más chocolate caliente.
Como lo chulo es que el chocolate del interior fluya al abrirlo, lo ideal es hornearlo cuando estés con el segundo plato. Para eso, el truco es preparar la masa con tiempo, repartirla en los moldes y meterla en el congelador hasta el momento de hornear. Después pasamos los moldes del congelador al horno directamente, si la masa es recién hecha lo horneamos de 8 a 10 minutos, si es congelada aumentamos unos 5 minutos (de 13 a 15), también influye el horno ir probando es sencillo y el resultado muy satisfactorio.

Anuncios

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: