Pesadilla en la cocina

Por fin he tenido tiempo para ver la versión patria de Pesadilla en la cocina y es que los jueves, día que ha elegido laSexta para su emisión los tengo ocupados con Homeland y con Dexter y he tenido que optar por verlo en la repetición de los domingos en Neox, aunque también está disponible para ver en la web de laSexta. Pesadilla en la cocina arrancó son un éxito de audiencia histórico para la cadena, convirtiéndose en el estreno más visto de laSexta.

Pesadilla en la cocina

Para la adaptación española del programa Kitchen nightmares que conduce Gordon Ramsay, han optado por el cocinero madrileño Alberto Chicote responsable de la fusión de la comida japonesa y la mediterránea en su restaurante NoDo de Madrid, que actualmente está cerrado por reforma. Chicote viajará por todo el país ofreciendo su ayuda a todo tipo de restaurantes que por dejadez o falta de coordinación están al borde de la quiebra. Diferentes negocios, cada uno con distintos problemas que necesitan la visión objetiva de alguien ajeno al negocio que les diga, sin anestesia, lo que están haciendo mal para que el negocio vuelva a ser rentable.

Diseños de Ágatha Ruiz de la Prada para Alberto Chicote

En primer lugar quiero hablar del look de Alberto Chicote, me llama la atención las chaquetas de cocinero que luce, lejos del blanco impoluto que solemos ver en estas prendas, Chicote ha optado por una colección de alegres camisas diseñadas por Ágatha Ruiz de la Prada, ya os hacéis una idea, colores llamativos, figuras geométricas, flores, corazones…

Alberto Chicote

El programa que he visto es la segunda entrega, de los diez que tienen ya grabados, en esta ocasión se trasladan a Moraira (Alicante) para prestar su ayuda al restaurante Da Vinci y a su dueño Rafa Soler y, de paso, reorganizar su desordenada vida. Los hijos del dueño han llamado al programa desesperados por la actitud pasota de su padre y su falta de profesionalidad ya que sus malas formas y las continuas faltas de respeto a los empleados están hundiendo el restaurante.

Alberto Chicote y Rafa Soler

Cuando Chicote llega al restaurante se encuentra un local abandonado, con humedades y la pintura desconchada, una cocina sucia, productos de mala calidad y al dueño con malos hábitos en su vida y en su cocina y, lo peor, desesperado y desilusionado. Rafa no es consciente de su estado y se niega a aceptar la realidad, culpando de todo a sus hijos o a la crisis y mostrándose siempre a la defensiva. Después de una visita a su casa y acudir juntos a la lonja para comprar pescado fresco, Chicote y Rafa hacen las paces y Rafa acepta seguir las nuevas pautas que le proponen desde el programa. He echado en falta algo más de charla psicológica; de buenas a primeras, la actitud agresiva y pasota de Rafa se trasforma en gratitud y agradecimiento, quizá si hubo conversaciones pero no eran tan interesantes como para sacarlas en el programa, no sé, me ha parecido todo muy rápido.

Chef Gordon Ramsay

Para mi gusto, lo mejor de ver Pesadilla en la cocina es el chef Ramsay y esa chulería suya, sus borderías, los tacos que pueden adivinarse debajo de la locución en castellano y esos ácidos comentarios sobre los camareros y pinches, eso sí, con el fin de ayudarles. Un ser insoportable que me resulta simpático y al que he echado de menos, este primer visionado de su colega Chicote no me ha terminado de convencer, aún así le daré una segunda oportunidad.

Anuncios

5 responses to “Pesadilla en la cocina

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: