Homeland, revisión segunda temporada

El pasado jueves terminaba en Fox la emisión de la segunda temporada de Homeland y todavía estoy tratando de asimilarlo, resulta fascinante comprobar que ha resultado ser aún más adictiva que la primera y que los guionistas no han perdido la capacidad de sorprendernos, de darle a la historia nuevos y asombrosos giros sin dejar de ser coherentes y realistas con la historia que nos están contando, a pesar de algún bache intermedio.
¡¡ALERTA SPOILERS!! No sigas leyendo si no has visto la segunda temporada.

Nicholas Brody, Homeland

Reconozco que esperaba otro principio de temporada con Carrie retirada del servicio y Brody encumbrado en la política y que la temporada giraría en torno a esto. Pero esta gente es muy buena creando tramas y en seguida se metieron en harina, vemos a Brody como congresista y convertido en el hombre de confianza del vicepresidente William Walden que se presenta a la reelección. Por su parte Carrie se recupera de sus problemas mentales y la agencia solicita su colaboración en Beirut, pues tienen una información sobre el paradero de Abu Nazir, oficialmente no la han readmitido pero necesitan su ayuda, así que la veremos mostrando su valía desde el primer episodio.

Nicholas Brody y William Walden

De nuevo Dana será un personaje importante en esta temporada y el esquema se repite en el último episodio cuando ella es la última persona en hablar con Brody antes de que los acontecimientos se precipiten. Lo cierto es que papel de Dana no es fácil, se da perfecta cuenta de todo lo que está pasando, pero es joven e idealista y no es capaz de dimensionarlo. Cuando su relación con Finn, el hijo del vicepresidente, se estrecha parece que volvemos a ver a una adolescente haciendo cosas de adolescentes, pero aquí todo lo que vemos tiene que ver con la trama principal, el resto no interesa y de nuevo nos quedamos boquiabiertos cuando vemos los limites que tiene que cruzar por su amistad con Finn, queda saber como afectará a Dana su muerte en el atentado.

Finn y Dana, Homeland

Como bien sabemos en España, no se termina con una organización terrorista acabando con su líder y, aunque respiramos aliviados al ver caer a Abu Nazir, muy poco nos duró la alegría ya que de nuevo otro giro inesperado nos deja un atentado en la mismísima sede de la CIA en Langley, ¡con el coche de Brody!. Estamos seguros que él no tiene nada que ver (¿seguros?…) y David Estes, director de la CIA y nuevo villano, ha muerto en el atentado, ¿quién nos queda? Peter Quinn tiene muchas papeletas, sobre todo después de oírle decir: “Soy un tipo que mata a los malos”, personalmente no lo creo, veremos como resuelven esto en la tercera temporada.

David Estes y Saúl Berenson, Homeland

No me gustó nada como empezó al último episodio de esta segunda temporada, titulado La elección, con Brody y Carrie de parejita feliz, ahora que Jessica ya no quiere luchar más por su matrimonio, que poco tardó Brody en ir corriendo a los brazos de Carrie y que poco queda ahora del duro marine de los primeros capítulos. Pero de nuevo, no es lo que parece, nos estaban preparando para la sorpresa final, ya sabemos cuál es la elección de Carrie, un ascenso en la CIA o que la agencia pierda la credibilidad en ella si decide vivir su amor abiertamente. No resulta fácil y menos después del atentado, de nuevo, la solución nos dejará sorprendidos.

Brody y Carrie, Homeland

Por lo menos ahora tenemos a Saúl Berenson como jefazo de la CIA, después de lo mal que lo hemos pasado con él en los últimos episodios. Que bella la última escena con esa inmensa nave llena de cadáveres envueltos (que malos recuerdos me evoca), y esa leve sonrisa de Saúl al ver de nuevo a Carrie viva, aunque eché de menos unos subtítulos cuando rezaba Saúl.

Carrie Mathison y Peter Quinn, Homeland

Parte del éxito de Homeland es la brevedad, doce episodios de una hora por temporada son más que suficiente para dejarnos al borde del precipicio una y otra vez. Con unas grandes interpretaciones donde todos sin excepción bordan sus papeles, (los premios les avalan), que de nuevo nos han hecho disfrutar de una temporada trepidante, a la altura de lo que estamos acostumbrados o incluso superándose, el suspense siempre en aumento y esa habilidad que tienen para dejarnos sin aliento al final de cada episodio. Confío plenamente en que las próximas entregas estarán a la altura, lo malo es que hay que esperar a septiembre.


¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: