Selfies

Selfie es una foto tomada de ti mismo con el único propósito de ser subida a cualquier red social, vamos, lo que toda la vida se ha llamado autorretrato, pero modernizado por las nuevas tecnologías. Una tendencia que comenzó con MySpace, alcanzando su máximo apogeo en la actualidad, cuando todos los teléfonos móviles tienen cámara de alta resolución, acceso directo a internet y aplicaciones como Instagram. Todo el mundo es su propio autorretratista y publica imágenes de sí mismo, tomadas por ellos mismos. Como no, el uso de esta técnica por parte de egobloggers y celebrities también ha contribuido a su difusión, Lady GagaJustin Bieber, las hijas de Obama, Paula Echeverría o Úrsula Corberó son grandes aficionados al selfie.

Justin Bieber y Lady Gaga

No sólo son fotografías mal iluminadas, con una luz poco favorecedora, sin poses estratégicas y montadas por ti mismo, lo más importante es que no hay Photoshop, lo que ves es lo que hay, dicen “aquí estoy, sólo yo”. Podíamos decir, que el selfie es la victoria sobre el Photoshop, una forma de presentarse al mundo tal y como eres, por eso resultan tan atrayentes.

Meryl Streep y Hillary Clinton

Yo las dividiría en tres grandes grupos: el puro selfie, uno mismo sacándose una foto con la cámara trasera, se caracterizan por que puede verse parte del brazo que sostiene el móvil o la cámara. Un segundo tipo, con fotos con amigos, mi amigo y yo lo estamos pasando genial y nos sacamos una foto juntos para divertirnos, o para mostrar nuestro amor, es normal que haya muecas, besos, etc. El tercer grupo, para mí el menos recomendable, delante de un espejo. No me gustan, siempre que las veo pienso que si alguien recurre a un espejo para hacerse una foto, es que no tiene amigos que le puedan sacar dicha foto, no hay nada más triste (ni más choni) que una foto delante del espejo, aunque si es Ashton Kutcher en esmoquin, podría replanteármelo.

Ashton Kutcher

El selfie también tiene sus reglas no escritas, si quieres salir mona en una autofoto puedes seguir estos pasos:

  • Tener un móvil con una buena cámara frontal (aplicación autofoto) y usar aplicaciones de retoque como Instagram, Blingee, Leme Cam, Photosynth…
  • Intenta hacerlas frente a una ventana con luz natural para que la iluminación no esté tan localizada.
  • Ladea la cámara ligeramente hacia tu “lado bueno”, evitando poner la cámara abajo (hacer un contrapicado).
  • Para parecer más delgada en un selfie de cuerpo completo, inclina un poco la cadera del lado en el que se sostiene el teléfono y adelanta el hombro contrario. Intenta cruzar los pies o tener los tobillos juntos.
  • No utilices el espejo, no se puede ser más choni. Pero si lo haces, acuérdate de quitar el flash y de ordenar el cuarto.
  • No es necesario poner cara rara, ni muecas, ni gestos en todas las fotos, una sonrisa puede ser de lo más sugerente.
  • Evita poner morritos, cara de pato o marcar pómulos a lo Mario Vaquerizo, o lo tienes muy bien ensayado o parecerás estúpido.
  • Una vez que tengas la foto puedes mejorarla con aplicaciones  que te permitan mejorar la iluminación, añadir bordes, recortar o darle un toque vintage antes de publicarla.
Anuncios

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: