Receta de torrijas

Hoy en Jueves Santo y voy a celebrarlo compartiendo la receta del dulce más típico en Semana Santa, las torrijas. La receta básica de las torrijas es una rebanada de pan empapada en leche, rebozada en huevo, frita en aceite de oliva y aromatizada con miel, azúcar y canela. Aunque me temo que hay tantas variaciones como personas que las preparan, incluso fuera de España, ya que en diversos países europeos tienen recetas parecidas, los franceses las llaman Pain perdu (pan perdido), los ingleses Poor Knights of Windsor (pobres Caballeros de Windsor), en EE.UU. French toast (tostadas francesas), para los suizos son Fotzelschnitten y en Portugal es un postre típico de Navidad y lo llaman Rabanadas.

Pan de torrijas

Los ingredientes para preparar torrijas según mi herencia materna son: una barra de pan del día anterior (o una barra específica para torrijas), un litro de leche entera, una rama de canela, cinco huevos medianos, la cáscara de medio limón, 100 ml. de vino de Oporto (u otro vino oloroso), miel y medio litro de aceite de oliva. Si en lugar del almíbar de miel, las preferís azúcar y canela necesitareis 300 gramos de azúcar blanca y seis cucharadas de canela en polvo.

El primer paso es preparar la leche y los ingredientes para aromatizarla, lavamos muy bien el limón y pelamos su piel de manera fina, con cuidado de coger la parte más superficial, pues la parte blanca nos podría amargar el postre. Calentamos la leche a fuego medio casi hasta el punto de ebullición, bajamos la temperatura y la retiramos del fuego añadiendo la piel del limón y la rama de canela, dejando reposar unos cinco minutos. Reservamos.

La leche debe estar tibia o fría cuando empecemos a empapar las rebanadas de pan, en una fuente honda echamos la leche y el vino de Oporto, mezclándolos bien con un tenedor, aunque si las torrijas las van a comer niños podemos suprimir el vino. Batimos los huevos y los colocamos en un recipiente donde sea cómodo mojar las torrijas antes de freír, ponemos el aceite de oliva en una sartén y calentamos a fuego medio. Mientras se calienta el aceite bañamos las rebanadas de pan en la leche, dando la vuelta para que se impregnen bien y después de escurrirlas un poco las pasamos por el huevo batido y de ahí a la sartén con el aceite bien caliente.

Torrijas con miel

Cuando las torrijas estén doradas por ambos lados, las retiramos a un plato con papel de cocina absorbente para retirar el exceso de aceite y ya podemos ir preparando el almíbar, en un cazo se calientan cinco cucharadas de miel y una de agua, cuando esté caliente y muy fluida, se bañan las torrijas con la mezcla, empapándolas bien. Otra forma de prepararlas es, una vez sacadas de la sartén, rebozarlas en una mezcla de azúcar y canela en polvo (unas dos cucharaditas de canela en polvo por cada 100 gramos de azúcar). Dejamos enfriar y a disfrutar, con cualquiera de los dos acabados están buenísimas.

Anuncios

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: