True detective, revisión primera temporada

True detective ha llegado con fuerza a la parrilla, por desgracia en exclusiva en Canal+, es la serie de la que todo el mundo habla, la que más expectativas ha creado, convirtiéndose en icono y referente televisivo en, apenas, dos meses. Y es que su cuidada ambientación, la sensacional cinematografía, una sólida dirección, unos guiones magistrales y grandes interpretaciones han conseguido poner el listón muy alto, incluso para su segunda temporada. Como espectadora, estoy encantada de verme sorprendida por un producto de tanta calidad que no era lo que yo esperaba (o intuía) en los primeros episodios y ha sabido hacerse imprescindible.

True detective

True detective es una serie original del canal estadounidense HBO, se estrenó el 12 de enero de 2014 y un día después llegaba a España, en VOS, a Canal+ Series. La serie sigue el formato de antología, por lo que en cada temporada contará una historia diferente con un elenco de personajes distintos, ahora habrá que ver si son capaces de mantener el listón en una segunda temporada con distintos actores y personajes. La primera temporada son sólo ocho episodios de una hora de duración y nos cuenta, en varias líneas de tiempo distintas, la investigación y captura de un asesino en serie en la zona costera del sur de Luisiana. Está protagonizada por Matthew McConaughey y Woody Harrelson.

Woody Harrelson y Matthew McConaughey

Dos detectives están investigando el asesinato ritual de una joven, las circunstancias de la muerte y como es encontrado el cadáver recuerda a un asesinato ocurrido diecisiete años atrás, así que se entrevistan con los investigadores que llevaron el caso, Martin Hart y Rustin “Rust” Cohle, que se remontan a 1995, cuando se encargaron del asesinato de una joven en lo que parecía un crimen ritual. La investigación de Hart y Rust les lleva a la desaparición de una niña unos años antes que apenas fue investigada y a descubrir conexiones con una popular iglesia cristiana evangélica y las escuelas que regentaban, una misteriosa secta, santería, pederastia e influencias del poder político de Luisiana.

True detective

La primera temporada trascurre en dos líneas de tiempo paralelas, por un lado en la actualidad (2012), con Hart y Rust ya retirados de la policía estatal y siendo interrogados por separado por los detectives que investigan un caso que tiene muchas similitudes con uno investigado por ellos hace diecisiete años. La otra línea de tiempo se remonta a 1995, llegando hasta 2012 y ocupando la mayor parte de la temporada, donde conoceremos en detalle la investigación y la vida privada de Hart y Rust, los acontecimientos que les marcaron en el pasado, cambiando sus vidas para siempre y que no aún no han superado.

Woody Harrelson y Matthew McConaughey

Confieso que me costó entrar en la historia, los tres primeros episodios me parecieron aburridos, los acontecimientos se desarrollaban con lentitud, con mucha información, pero demasiado lento y demasiado “postureo”, bellas imágenes, convincentes interpretaciones, pero faltaba chispa. Insistí, todo el mundo hablaba tan bien de ella que quizá era yo el problema, en fin, mi paciencia tuvo su recompensa, varios giros sorprendentes pusieron la serie patas arriba y los cuatro últimos episodios me hicieron cambiar de opinión por completo, convirtiéndose en lo mejor que he visto en mucho tiempo. El episodio 5 (The secret fate of all life) es, simplemente, soberbio.

True detective

El principal acierto de la serie es que se trata de una historia muy bien contada, en todos los sentidos, empezando por los paisajes de la Luisiana más rural, la ambientación, la fotografía y el tratamiento de la imagen tan personal y característico, y terminando por unos diálogos extremadamente cuidados línea a línea que van tejiendo una historia llena de misterio, reflexiones filosóficas, cultos paganos, continuas referencias a su propia mitología y la capacidad de sorprendernos con giros inesperados y varios cliffhangers magníficos.

Matthew McConaughey es Rust Cohle

A esto hay que añadir unos personajes perfectamente construidos y mejor interpretados por unos actores en estado de gracia, dando lo mejor de ellos mismos en cada secuencia. Por un lado Matthew McConaughey, después de un gran año y el reconocimiento de público y crítica, Oscar incluido, con sus últimas películas, terminando de demostrar que tiene talento y sabe cómo usarlo. Increíbles las dos interpretaciones que nos ofrece del detective Rust Cohle, la del joven equilibrado y metódico de 1995 y la del hombre cínico y desencantado de 2012.

Woody Harrelson es Martin Hart

A su lado un Woody Harrelson que ofrece el contrapunto perfecto, me encanta lo bien caracterizado que está Harrelson en las dos etapas que se muestran en la serie (al igual que McConaughey), evidentes diferencias que dejan patente el paso del tiempo. Junto a ellos Michelle Monaghan, la eterna secundaria, que interpreta a la mujer de Harrelson, un personaje discreto que también nos reserva más de una sorpresa y su participación es importante en el devenir de los acontecimientos.

Deseando ver con que nos sorprenden en la segunda temporada.

Anuncios

One response to “True detective, revisión primera temporada

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: