The following, revisión segunda temporada

ATENCIÓN SPOILER. Esta entrada puede contener información que quizás desconozcas si no has visto completa la segunda temporada.

La semana pasada se emitía en Canal TNT el último episodio de la segunda temporada de The following y, si bien, esta temporada ha estado lejos de ser perfecta, si parece haber encontrado un equilibrio que no tenía la primera. En esta temporada ya no hemos visto como torpes policías y agentes del FBI cometían errores de novato que permitían a los malos salirse con la suya, (aunque han continuado yendo un paso por delante de los buenos), y han optado por seguir el esquema de otras series de éxito (Perdidos, Homeland) de lanzar varias subtramas, dejarlas inacabadas, para hacerlas confluir en el episodio final.

Ryan Hardy y Mike Weston

La temporada empezó con una escena que parecía cerrar la primera temporada, donde veíamos a un convaleciente Ryan Hardy (Kevin Bacon) en el hospital recibiendo la visita de Mike Weston (Shawn Ashmore) y como este le hace un gesto negativo indicando, supuestamente, que Claire Matthews (Natalie Zea) no ha sobrevivido. La trama se traslada un año más tarde, en Nueva York, donde Ryan intenta rehacer su vida. En el aniversario de la muerte de Joe Carroll (James Purefoy), un grupo con máscaras con la cara de Carroll atacan a los viajeros de un vagón de metro matando a varios de ellos, por lo que el FBI vuelve a solicitar su ayuda. Ryan se niega pues lleva meses realizando una investigación secreta sobre Carroll ya que está convencido de que no ha muerto. En la investigación le ayuda su sobrina Max Hardy (Jessica Stroup) que es agente de policía, aún a riesgo de poner en peligro su carrera.

Ryan Hardy y Lily Gray

Pero Ryan necesita hablar con Lily Gray (Connie Nielsen), una de las supervivientes del ataque del metro, para conseguir información y la visita en varias ocasiones, lo que pone en su contra al equipo de investigación del FBI que no quiere que se inmiscuya. Ryan descubre que Lily tiene algo que ver con los ataques, pero ella consigue escapar ayudada por los gemelos Luke y Mark (Sam Underwood), unos desequilibrados hermanos, fascinados por Carroll, a los que ya habíamos visto anteriormente cometer todo tipo de atrocidades y que ahora descubrimos que son hijos de Lily.

Mandy y Carroll

Efectivamente, como todos sospechábamos, Carroll sigue vivo, le vemos aparecer en la última escena del primer episodio. Joe se ha refugiado en casa de una de sus admiradoras, Judy, una prostituta que se carteaba con él cuando estuvo en prisión, pero uno de sus clientes le reconoce y Joe no duda en matarlo. Cuando Judy lo descubre intenta matarle, pero Joe también acaba con ella y huye acompañado de Mandy (Tiffany Boone), la hija de Judy. Buscan ayuda en Jana, que les proporciona nuevas identidades. Joe contacta con Emma que ha conseguido reunirse con Lily y los gemelos y, por fin, consiguen reunirse juntos todos los psicópatas bajo el mismo techo.

Pero Carroll desconfía de Lily y sus intenciones, así que cuando el FBI los tiene cercados en la finca donde están refugiados, Joe se las arregla para huir con Mandy y Emma, dejando atrás a Lily, sus hijos y el resto de seguidores. Esta vez se refugian en una secta que tiene una gran finca en una zona aislada. Allí son tratados como cualquier nuevo miembro de la secta, pero poco a poco, Joe se va ganando la confianza del líder hasta conseguir hacerse con el control total. Una vez afianzado en la secta, hace publica su presencia enviando un vídeo a una periodista y organizando diversas acciones criminales con sus acólitos.

Joe Carroll

En un momento dado, también nos revelan que Claire Matthews continua viva, sobrevivió al ataque y paso al programa de protección de testigos, junto a su hijo. Muy pocas personas lo sabían, Mike Weston era una de ellas, y decidieron ocultárselo a Ryan para protegerla. Viendo cómo se desarrollan los acontecimientos, Claire obliga al FBI a que la permitan hablar con Ryan, quiere ayudar, a pesar de que todos la recomiendan que continúe escondida. Pero ya sabemos que la prudencia y la cordura no son el fuerte de Claire, así que convence a una periodista para que haga público un poema que hizo con Joe hace tiempo y cuando Joe contacta con ella y la cita en un viejo hotel en el bosque, ella acude sola. No sé qué fue peor, si verla aparecer de nuevo, o verla cometer los mismos errores.

Mark y Luke (The following)

Mientras, Joe y sus seguidores han asaltado una iglesia y tomado a varias personas como rehenes. Ryan y Mike consiguen entrar, pero no terminan con Carroll ya que reciben una llamada de los gemelos informando que ellos tienen a Claire. En el hotel, Claire mató a Emma y después es capturada por los gemelos que la quieren para intercambiarla por Joe. Ryan convence a Joe de ir solos a por Claire y consiguen salir antes de que los SWAT intervengan en la iglesia. Por su parte Mike y Max también se dirigen al punto de encuentro para dar soporte a Ryan.

Joe Carroll

Sorprendentemente ninguno de los tres mata a Carroll, (¡maldición! habrá tercera temporada), Ryan decide dejarle con vida y que sea la justicia quien se encargue de él. Max si acaba con uno de los gemelos, o eso parece, que a Luke ya le hemos dado por muerto en alguna que otra ocasión, Mark ha recogido su cadáver y ha pedido ayuda a un desconocido que le ayuda a huir. Mark era más reservado, pero igual de sádico y perturbado que su hermano, habrá que ver como reaparece en la próxima temporada, sediento de venganza ahora que sabe que Mike mató a su madre, Max a su hermano y Claire a Emma, la única chica que demostraba cierto interés en él.

Max Hardy y Mike Weston

The following siempre ha sido una serie de gran potencial, con un argumento y un reparto muy atractivo pero mal gestionada, llena de clichés y situaciones que exasperan al espectador por su torpeza, la falta de lógica y ser altamente previsibles. Esta temporada ha seguido en la misma línea, resulta entretenida, a ratos divertida y sus giros no son tan impactantes como a ellos les gustaría, siempre ha pecado de tener una ejecución poco interesante, pero, aun a sí, seguimos viéndola. Quizá por Kevin Bacon, quizá por ver si entre Max y Mike había algo más que palabras (también esto fue decepcionante, un beso soso después del desenlace), o quizá porque es de las series que se estrenan en enero y no hay gran cosa que ver. No es una buena serie, pero tampoco es tan mala… creo que en el fondo tenemos la esperanza de que, por fin, nos sorprendan con algo verdaderamente interesante.


One response to “The following, revisión segunda temporada

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: