Reflexionando sobre “Cincuenta sombras de Grey”

Siguiendo la estela del fenómeno literario que batió récords de venta en 2011 con la publicación de la novela Cincuenta sombras de Grey de la autora británica E.L. James, llega hora la versión cinematográfica con la misma idea, reventar las taquillas. Universal Pictures era muy consciente de lo que tenía entre manos y ha sabido manejarlo con precisión creando la expectación necesaria para conseguir su objetivo, arrasar y lograr 81,6 millones de dólares en Estados Unidos y otros 158 a nivel internacional. Lo que en España supone uno de los mejores estrenos de la historia gracias al millón de espectadores y los más de 7 millones de euros en su primer fin de semana, la segunda mejor cifra, después de La saga Crepúsculo: Amanecer, parte 2, que conseguía 9,2 millones en noviembre de 2012.

Para poder hacerse una idea más concreta de la magnitud de las cifras, decir que la segunda con más recaudación de este fin de semana está a una gran distancia y no llega al millón de espectadores: Bob Esponja: un héroe fuera del agua con 900.000 espectadores, le siguen El destino de Júpiter con 500.000, Annie con 400.000 y el reestreno de La isla mínima con 300.000 espectadores.

Y todo esto pese a las críticas negativas recibidas, no sólo de la crítica especializada, incluso de las propias fans. Varias de mis amigas están muy decepcionadas, me hablan de timo, tocomocho y calificativos parecidos, yo que he visto la película, pero no he leído los libros me pregunto ¿qué esperabais? Como todos sabéis, las novelas contienen varias escenas de sexo explícito, muy bien descritas por la autora donde la imaginación del lector hace el resto. Sí eso lo llevamos al cine, me refiero a las escenas de sexo explícito, sería pornografía y tendría una calificación por edades de X, teniéndose que exhibir en salas especiales (Salas X).

Sin saber mucho del mundillo es obvio que una productora como Universal no se dedica a ese negocio, con lo cual era evidente que el contenido sexual iba a ser rebajado bastante para obtener una calificación más apropiada, en Estados Unidos, de “R” (Restringido, los menores de 17 años deben ir acompañados de un adulto) y en España de “No recomendada para menores de dieciocho años”. Además hay que tener en cuenta que ellos son bastante más puritanos, si se hubiera rodado en Europa el resultado hubiera sido otro. Según mis amigas, hay pasajes completos que se han omitido, como la famosa escena del tampón o la de las bolas chinas.

Imágenes © 2015 Focus Features y Universal Pictures. Distribuida por Universal Pictures Spain.

Sinceramente, creo que quienes no hayan leído los libros disfrutaran más la película, pues sus expectativas serán menores. A pesar de todo, creo que el mayor problema de la película es que la relación entre Anastasia y Christian resulta confusa, es difícil decir cómo y por qué se gustan, faltan motivaciones o no están suficientemente explicadas. No es que no me haya gustado, no está mal, pero es una película de lo más convencional, muy en la línea de Pretty woman, he visto películas con mayor contenido erótico (La vida de Adèle), con una temática más profunda (Shame) o bastante más trasgresoras (El lobo de Wall Street).


¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: