Sleepy Hollow, revisión segunda temporada

ALERTA SPOILER: No continuar leyendo si aún no has visto completa la segunda temporada de Sleepy Hollow podrías conocer detalles de la trama antes de tiempo.

Los seguidores de la serie Sleepy Hollow están de suerte, acaba de terminar la emisión de la segunda temporada en Fox y ya han anunciado que ha sido renovada por una tercera temporada que incluye 18 nuevos episodios que se estrenaran, en Estados Unidos, en septiembre de 2015 y contaran con Clifton Campbell como nuevo productor ejecutivo.

La segunda temporada ha contado con dieciocho episodios, cinco más que la primera, y ha mantenido el equilibrio entre horror, acción y humor con la misma facilidad que lo hizo en la primera temporada. Como recordareis la temporada anterior terminó con Abbie en el Purgatorio, Ichabod atrapado en un ataúd y Katrina secuestrada por el jinete sin cabeza. Ichabod consigue liberarse y gracias a un cuaderno que perteneció a Benjamin Franklin consiguen liberar a Abbie del Purgatorio. Mientras, el jinete se ha refugiado con Katrina en una casa que mantiene bajo en encantamiento y ella puede verle como era antes de morir, reconociendo que es Abraham, un pretendiente al que rechazó para casarse con Ichabod. Cuando su marido intenta rescatarla ella prefiere quedarse para averiguar cuanto pueda sobre los planes de Moloch.

Katrina y Abraham

Por su parte el capitán Frank Irving ha cargado con la culpa de lo que hizo su hija para que ella no sea detenida y le han enviado a un psiquiátrico donde recibe la visita de Henry Parish que le engaña y termina por quedarse con su alma. Ichabod y Abbie contaran con la ayuda de un nuevo personaje Nick Hawley (Matt Barr), un caza tesoros, especialista en objetos esotéricos e históricos que servirá de intermediario a la hora de conseguir objetos especiales. Al principio parecía que entre Nick y Abbie había cierta tensión sexual, que queda simpática pues despertaba cierto recelo en Ichabod, pero finalmente el interés amoroso de Nick será Jenny.

Nick Hawley y Abbie Mills

Prácticamente toda la temporada ha seguido un esquema parecido, Henry utilizando un objeto con grandes poderes místicos para desencadenar el Apocalipsis y los testigos buscando otro objeto igual de poderoso que deshaga el hechizo, impida que sus poderes se desaten o consiga matar a la criatura de turno, para lo que contaran con la ayuda de Jenny, Nick y, a veces, de Irving. Así entraran en juego una de las treinta monedas de plata que Judas usó para traicionar a Jesús, una flauta de hueso, la espada de Matusalén, un poderoso libro llamada Gran Grimorio, el espíritu de una mujer ahogada o el de la madre de las hermanas Mills, que se suicidó años atrás. Todo tipo de criaturas como el Wendigo, un monstruo que se alimenta de los órganos humanos, un Súcubo que se aprovechan de los deseos de sus víctimas, una Gorgona que te convierte en piedra si la miras a los ojos, incluso Moloch introduciéndose en Katrina intentando nacer como hijo suyo y hasta un ángel que llevaba 200 años retenido en el Purgatorio. Rituales, hechizos, leyendas y maldiciones con el único objetivo de detener el Apocalipsis.

Abbie e Ichabod

El episodio 11 (The Akeda) marco un hito importante cuando Moloch consigue abrir el Purgatorio y traerlo al mundo real. Los testigos intentarán detenerle, pero Ichabod duda a la hora de matar al jinete con la espada de Matusalén, Abbie resulta herida, Irving consigue romper la armadura del Caballero de la Guerra (Henry), pero muere en la batalla. Henry recupera la espada y cuando Moloch le obliga a matar a su madre, Katrina, se vuelve contra él matándole, para sorpresa de todos. Ahora sin Moloch, se tendrán que enfrentar a brujos y demonios que escaparon del purgatorio, Irving reaparece “resucitado”, aunque nadie se fía de su verdadera naturaleza y Katrina descubre que tiene un lado oscuro que puede llegar a ser poderoso. Consciente de esto y de los vínculos que les siguen uniendo (son madre e hijo y el amor que ella siente sigue siendo fuerte), Henry convence a Katrina para que se una a él y le ayude en despertar al poderoso aquelarre de brujas que reposan en Sleepy Hollow.

Cuando Abbie e Ichabod intentan impedírselo, Katrina invoca un hechizo que la permite viajar atrás en el tiempo, pero Abbie termina viajando con ella a 1781. Sin duda los dos episodios finales de la temporada (2×17 Awakening y 2×18 Tempus Fugit), resultaron ser los más interesantes, la verdad es que ya estaban tardando en enviar a Abbie a la época de Ichabod y como os podéis imaginar su experiencia no resulta nada positiva, en plena Guerra de la Independencia, cuando los negros eran esclavos y las mujeres no tenían voz en la sociedad.

Abbie en 1781

Aunque la toman por una espía, Abbie es una chica lista y consigue contactar con el Ichabod de 1781, incluso conoce a Benjamín Franklin que le indica que la única persona capaz de deshacer el hechizo es su antepasada Grace Dixon en la mansión Fredrick que, efectivamente, consigue devolver a Abbie y Katrina al momento en que el hechizo fue lanzado. Ya en el presente, Abbie consigue matar a Henry, que sin su armadura volvía a ser mortal y, accidentalmente, en un intento de defender a Abbie, Ichabod apuñala a Katrina. Al morir Henry, Irving queda liberado y vuelve a ser humano. Sin Moloch, Henry ni Katrina, Abbie explica a sus compañeros que su guerra no ha terminado todavía y que su antepasada Grace Dixon le advirtió que, a pesar de sus victorias, todavía la quedan muchas más batallas que librar contra el mal.

Henry se alía con Katrina

Una vez desaparecido Moloch, era evidente que el personaje de Henry no aportaba más y su muerte era lo más lógico, aunque esta se produjo de una manera algo decepcionante. Con Katrina pasó algo parecido, de la amada esposa de la primer temporada, pasó a ser una damisela en apuros y hasta una villana, sin terminar de encajar bien en  ninguno de estos papeles, a la vez que se distanciaba más de su querido Ichabod, tanto como matrimonio, como compañeros en la lucha, así que su muerte terminó por ser la salida más digna para su personaje.

Ichabod y Katrina pendientes de su hijo Imágenes © 2015 Fox.

Un final satisfactorio, pese a los altibajos de la temporada, parece que ahora todo girará en torno a los testigos, Abbie e Ichabod, que tan buena química demuestran juntos y tan buenos ratos nos hacen pasar gracias al buen hacer de sus actores, Nicole Beharie y Tom Mison. No dudo que los guionistas conseguirán sorprendernos de nuevo en la tercera temporada.


¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: