Dos hombres y medio, revisión temporada final

Después de doce años en antena, el primer episodio se emitió el 22 de septiembre de 2003, tras doce temporadas y un total de 262 episodios, la cadena norteamericana CBS ha decido poner fin a la icónica comedia de situación Dos hombres y medio (Two and a half men), la de mayor duración de la cadena. El doble episodio final se emitió en Estados Unidos el 19 de febrero de 2015, mientras que en España hemos tenido que esperar hasta el 5 de junio para poderlo ver gracias a Canal TNT.

La espera ha merecido la pena, el doble episodio ha sido hilarante y ha estado lleno de referencias y guiños a la propia serie y a todas esas circunstancias externas que tanto han influido en los cambios que se han producido en ella. Sí, me estoy refiriendo a Charlie Sheen, a sus excesos y a sus discrepancias con Chuck Lorre (creador y productor de la serie) que optó por sustituirle y que, finalmente, se ha cobrado su venganza. Lo cierto es que desde el final de la temporada once, la serie pasó de tener unos 14 millones de espectadores a, difícilmente, llegar a los 9 y ya tocaba ponerla fin. ALERTA SPOILER, a partir de aquí habrá spoilers y muchos, así que te recomiendo volver cuando hayas visto completa la temporada duodécima y última de Dos hombres y medio.

Duckie y Elvis zombi

La temporada empezó por todo lo alto, haciendo un tributo al actor Jon Cryer que tanto ha dado a esta serie. Walden y Alan están preparándose para asistir a una fiesta de Halloween, Walden se ha disfrazado de Elvis zombi, mientras que Alan ha optado por disfrazarse como Duckie, uno de los personajes de la película La chica de rosa (Pretty in pink, 1986) que interpretó el propio Cryer cuando tenía veinte años. Como suele pasar en la serie, todo el mundo confunde su disfraz con el actor Matthew Broderick en la película Todo en un día (Ferris Bueller’s day off, 1986). Me pareció un gag brillante, además de un bonito homenaje.

Bueno, el caso es que Walden sufre un ataque cardíaco leve que le hace replantearse su vida y tomar la decisión de que quiere tener un hijo. Hará los trámites necesarios para adoptar, pero no consigue que le consideren idóneo, a pesar de su dinero. Un abogado le hace ver que siendo un soltero heterosexual lo tienen muy difícil, que sería más fácil si fuera una pareja homosexual, así que le propone a Alan que se casen para que él pueda adoptar. Como os podéis imaginar, Alan acepta, convertirse en el esposo de Walden sería uno de sus sueños cumplidos. Después de firmar un contrato prematrimonial y, en contra de la opinión de ambas madres (Robin y Evelyn), los dos se casan e inician los trámites de adopción como pareja.

Walden y la señorita McMartin

Jenny (Amber Tamblyn) acepta irse a vivir con Evelyn mientras soluciona el tema de la adopción y no entorpecer las inspecciones de la trabajadora social que lleva su caso, la señorita McMartin (Maggie Lawson). Finalmente les entregan a Louis (Edan Alexander), un niño afroamericano de seis años, de momento solo en acogida para ver cómo se adapta y ya poder hacer la adopción definitiva. Louis tarda en abrirse pues tiene miedo de que le devuelvan pasados unos días. Pero los tres consiguen adaptarse bien, con lo que la serie vuelve a su esencia inicial, la de dos hombres criando a un niño pequeño. Alan será el padre consentidor que no sabe decir “no”, mientras que Walden es el padre estricto que impone normas.

El tiempo pasa y Walden intenta tener escarceos heterosexuales, mientras que Lyndsey vuelve después de haberse curado de su adicción al alcohol. Alan tiene relaciones sexuales con la señorita McMartin en varias ocasiones para desesperación de Walden que ve peligrar la adopción que todavía no es definitiva. La cosa se complica aún más cuando Alan vuelve con Lyndsey y estalla cuando no es capaz de romper con ninguna de ellas. La señorita McMartin les amenaza con quitarles el niño por lo que Walden acude a su apartamento para hablar con ella y terminan acostándose. Aunque Walden rompe con ella por el bien de la adopción, la trabajadora social recapacita y prepara la documentación para hacerla definitiva.

Walden y Louis

Una vez que Walden ha conseguido la adopción de manera definitiva acuerda con Alan que deben divorciarse y pide una nueva oportunidad a la señorita McMartin, de la que nunca conoceremos su nombre de pila, siempre la llaman señorita McMartin. Por su parte, Alan también se compromete con Lyndsey pidiéndola matrimonio. Decir que todo este tiempo hemos podido ver la faceta más tierna de Berta cuidando de Louis, sin perder su sentido del humor ni su toque barriobajero ha sido muy amable con el chico.

Con esto llegamos al doble episodio final (12×15 y 12×16), titulado Pues claro que está muerto (Of course he’s dead), un derroche de chistes internos, referencias nada sutiles y cameos, tan geniales como alocados. El episodio empieza en una casa que nos es desconocida donde vemos a Rose canturreando mientras prepara una bandeja con comida que baja al sótano para alguien que mantiene encerrado en un pozo, todo apunta a que es Charlie Harper, aunque no llegamos a verle.

Alan y Walden

En la casa de la playa, Alan abre una carta que ha llegado a nombre de su hermano, es de su productor discográfico informándole que tiene pendiente de cobro 2,5 millones de dólares en concepto de derechos de autor. Pero para cobrar el dinero necesita presentar el certificado de defunción de Charlie, así que acude a su madre sin decirle que es exactamente lo que pretende, pero ella tampoco lo tiene. Entonces cae en la cuenta que lo único que cuenta es con la palabra de Rose y comienza a sospechar que Charlie puede estar vivo. Alan, Walden y Evelyn reciben mensajes amenazantes y a la casa de Malibú llega un paquete con los habanos y el whisky favoritos de Charlie.

Volveremos a ver a Rose preparando comida, pero esta vez su prisionero ha huido, así que se presenta en la casa de la playa para decir a Walden y Alan que Charlie está vivo y les cuenta que pasó realmente en París y porque fingió su muerte. Algo que vemos en forma de flashback con personajes de animación y donde las referencias a las costumbres poco saludables de Charlie Sheen son claras y directas. Rose también les dice que puede estar enfadado con ellos por haberle sustituido tan rápidamente y que puede querer vengarse. Es entonces cuando deciden acudir a la policía donde les atiende el Teniente Wagner, que no es otro que Arnold Schwarzenegger, que hace un resumen muy divertido y lleno de ironía sobre su vida estos años y les recomienda cambiar de estilo de vida.

Arnold Schwarzenegger, Jon Cryer y Ashton Kutcher

De vuelta en casa descubren más amenazas y temiendo por sus vidas, llaman a las mujeres que han sido importantes en sus vidas para disculparse por su comportamiento y despedirse de ellas. Alan llama a sus dos ex mujeres y a Lyndsey, mientras que Walden llama a Bridget y a Zoey. Una escena que también nos servirá para verlas de nuevo y saber que ha sido de sus vidas, a Bridget la pilla en la cama con el actor John Stamos (Padres forzosos) y a Zoey casándose con el anciano rey de un país europeo. También podemos ver como las amantes más significativas en la vida de Charlie, incluida su hija Jenny, reciben cheques con una carta de disculpa. Jake Harper (Angus T. Jones) también aparece por la casa, con el pelo largo y barba, cuenta que ha dejado el ejército y vive en Japón con su mujer y los hijos de ella y que recibido un cheque de cheque de 250.000 dólares y una nota que decía “estoy vivo”, pero no sabe de quién, aunque parece que ha perdido todo el dinero pues ha estado en Las Vegas.

El Teniente Wagner les llama para decir que le han detenido y que está en comisaria, pero resulta ser el actor Christian Slater con ropa parecida a la que solía llevar Charlie. Esta aparición no la termino de entender, sigo sin saber qué relación tiene Slater con esto, a no ser un pasado de arrestos y excesos parecido al de Sheen. El caso es que Alan, Walden y Berta se relajan en la terraza pensando que la policía tiene a Charlie cuando ven acercarse un helicóptero que trae suspendido un piano de cola parecido al que usaba Charlie. La siguiente escena es en la puerta principal de la casa, donde vemos llegar a un tipo en bermudas y con camisa de bolera que llama al timbre para ser aplastado por un piano que le cae encima. El plano se abre y podemos ver a Chuck Lorre mirar a cámara y decir “Gano yo” y a continuación otro piano cae sobre él.

Conchata Ferrell, Jon Cryer y Ashton Kutcher

A mí me ha parecido genial, un episodio que ha sabido reunir las dos etapas de la serie, ha estado lleno de guiños, de miradas cómplices a cámara, de referencias a los críticos, de apariciones sorprendentes y de unos diálogos hilarantes. Me ha encantado cuando Ashton Kutcher, mirando a cámara, dice: “tengo ganas de que esto termine ya” o cuando el teniente preguntó qué tal fue la terapia con Charlie. Igual de brillantes que todas las apariciones de un viejo conocido de la serie, Michael Bolton, a lo largo de toda la temporada, siempre cantando el estribillo de When a man loves a woman, aunque a veces con variaciones. Bolton fue contratado por Alan para cantar en su boda con Walden y termino haciéndose un trío con las madres de los novios. Después le vimos cantando en la reconciliación de Walden y la señorita McMartin y en una fantasía de Walden sobre el futuro, donde la señorita McMartin está con Bolton después de dejarle a él.

Michael Bolton cantando en la bodaImágenes © 2015 CBS.

Un episodio que, como os podéis imaginar, no ha gustado nada a Charlie Sheen que volvió a cargar contra Chuck Lorre pues considera que el final ha sido estúpido e inmaduro. Por su parte Lorre se defiende diciendo que intentaron contar con Sheen para la escena final, su plan era que Charlie llamará a la puerta y se volviera a cámara para hablar sobre los peligros del abuso de las drogas, pero que el actor no estaba de acuerdo con el guion y declinó la oferta.


¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: