Ciudades de papel

Seguro que habéis oído hablar de Ciudades de papel, la segunda novela de John Green, escrita en 2008 y que ha sido llevada al cine recientemente en una película protagonizada por Cara DelevingneNat Wolff. Lo que quizá desconocéis es a que hace referencia ese título tan poético e inspirador de Ciudades de papel o Paper towns.

Personalmente desconocía la definición de ciudad de papel y, reconozco, que me ha dejado completamente fascinada. Una ciudad de papel o calle trampa es un lugar ficticio, que no existe en realidad y que los cartógrafos incluyen en sus mapas como una trampa de autor para detectar si alguien ha plagiado su obra y así poder denunciarlos por violar los derechos de autor.

Imagen © 2015 Fox 2000 Pictures y Temple Hill Entertainment.

La ciudad de papel que aparece en la novela y en la película es Agloe, en Nueva York, cuya historia es muy curiosa pues por un tiempo se convirtió en un lugar real. A principios del siglo XX, Otto G. Lindberg fundó General Drafting Company, una empresa que se dedicaba a realizar mapas y que trabajaba en exclusiva para la Standard Oil de Nueva Jersey (más tarde Esso y Exxon). En la década de los años 30, Otto G. Lindberg y su asistente Ernest Alpers asignaron sus iniciales (O G L E A) a un cruce de carreteras en las montañas de Catskill, al norte de Roscoe, en el condado de Delaware (Nueva York), como una trampa para detectar si alguien copiaba sus mapas y poder reclamar los derechos de autor.

En los años 50, en ese cruce se construyó un almacén general, la típica tienda de pueblo en la que se puede comprar prácticamente de todo, a la que pusieron el nombre de Agloe General Store porque ese era el nombre del lugar que aparecía en los mapas de la Esso. Más tarde el nombre de Agloe apareció en un mapa del cartógrafo Rand McNally, fue cuando Esso reveló que se trataba de una trampa y demandó a McNally que se defendió diciendo que el lugar era real pues allí había una tienda que se llamaba Agloe General Store y por lo tanto no había infracción.

Imagen © Google Maps.

Hoy en día la tienda ya no está en funcionamiento y desde los años 90 la anotación de Agloe ya no aparece en los mapas, aunque si buscamos la tienda en Google Maps aparece su ubicación en el lugar que ocupó años atrás. En febrero de 2014, el Servicio Geológico de Estados Unidos añadió “Agloe (No oficial)” a su base de datos del sistema de información de nombres geográficos (Geographic Names Information System).

Así es como un nombre inventado, para un lugar inventado pasó a ser un lugar real durante un tiempo, una curiosa historia que, seguramente, conocería John Green y le sirvió de referencia para su novela.


One response to “Ciudades de papel

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: