El Ratoncito Pérez es madrileño

Seguro que todos sabéis quien es el Ratoncito Pérez, que os ha dejado monedas a cambio de dientes debajo de vuestra almohada cuando erais niños y que ahora decís a vuestros hijos pequeños que dejen sus dientes debajo de la almohada para ver que sorpresa les deja el Ratoncito por la mañana. Lo que seguramente muchos de vosotros no sabéis es que el responsable de introducir este personaje en la mitología española fue el jesuita jerezano Luis Coloma (1851-1915) y que su casa, la del Ratoncito, estaba en la Calle del Arenal número 8, en Madrid.

En España y en la mayoría de los países hispanohablantes (excepto México, Perú y Chile en donde se le llama el Ratón de los Dientes), el encargado de cambiar los dientes de los niños por monedas o regalos es el Ratoncito Pérez o Ratón Pérez. En los países germanos se le conoce como Tooth Fairy (hada de los dientes), en Italia como Topolino (ratoncito), en Francia la Petite Souris (pequeño ratón) y Maritxu teilatukoa (Mari la del tejado) en el País Vasco. Su origen más probable es un cuento francés del siglo XVIII de la Baronesa d’Aulnoy titulado La Bonne Petite Souris (El Buen Ratoncito) que habla de un hada que para acabar con un malvado rey, se convierte en ratón para poder ocultarse bajo su almohada, así consiguió que se le cayeran todos los dientes.

En 1894, en España, encargaron al escritor jesuita Luis Coloma que escribiera un cuento para el futuro rey Alfonso XIII, que entonces tenía 8 años y se le acababa de caer un diente. Coloma escribió un cuento titulado Ratón Pérez, protagonizado el Rey Buby que era como la reina Maria Cristina llamaba a su hijo, el ratón vivía en la Calle del Arenal número 8 de Madrid. El personaje se hizo muy popular y desde entonces es el encargado de dejar una moneda o un regalo a cambio de un diente de leche.

El Ayuntamiento de Madrid le dedico una placa conmemorativa (la primera dedicada a un personaje de ficción) que puede verse en la entrada del número 8 de la Calle del Arenal, lugar donde según el relato de Coloma estaba la Confitería Prast, el hogar del Ratoncito. En la placa puede leerse: “Aquí vivía, dentro de una caja de galletas en la confitería Prast el Ratón Pérez, según el cuento que el padre Coloma escribió para el niño rey Alfonso XIII”. En la primera planta del edificio se encuentra la Casita Museo del Ratón Pérez, un museo particular que se puede visitar por 3 € por persona, tenéis toda la información en su página web.


¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: